18/02/2021

Migrar a la nube: ventajas y aplicaciones

La migración de las empresas a la nube se ha convertido en una obligación. El nuevo panorama derivado de la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la multitud de ventajas que esta infraestructura ofrece a las organizaciones. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer y, sobre todo, las PYMEs necesitan orientación para sacar el máximo partido a las aplicaciones del cloud y elegir el tipo de nube que mejor se adapte a sus necesidades.

 

📉 Los datos detrás de la nube 📉

Aunque cada vez más se han normalizado conceptos como cloud computing, IaaS o Hybrid Cloud, lo cierto es que muy pocas empresas en España se habían planteado la importancia de la nube hasta ahora.

Los datos no mienten y en nuestro país, las PYMEs están por detrás de sus homólogos europeos en lo que infraestructuras cloud se refiere. En España, en el 2020, hasta un 30% de las empresas no tenían nada alojado en la nube y un 80% de las empresas todavía hacen copias locales en discos duros.

Resulta sorprendente que, en un momento en el que asumimos la transformación digital de las empresas, haya tenido que llegar una pandemia mundial para que nos demos cuenta de todo lo que necesitamos mejorar para conseguir un modelo virtual eficaz y seguro.

 

☁️ El auge del cloud ☁️

Hace poco leíamos en El Español que “la digitalización y el sector tecnológico en España crecen a golpe de crisis” y parece cierto. Hemos necesitado de una crisis sanitaria, una crisis económica y un contexto de incertidumbre e inestabilidad para que el negocio de la nube crezca exponencialmente.

Y no solo en España, a nivel mundial la inversión en cloud alcanzó los 30 mil millones de dólares en el 2T de 2020, lo que supone un incremento de 7,5 mil millones de dólares respecto al mismo periodo de 2019.

La nube y el cloud computing son realidades del presente y una gran oportunidad para el futuro de las empresas.

 

🎯 El futuro del cloud tras el Covid 🎯

El cloud se consolidará en las empresas durante los próximos años. De hecho, según el informe de IDC Research España se espera que el mercado español de cloud experimente un crecimiento cercano al 20% anual.

La Covid-19 ha supuesto un punto de inflexión. Se han puesto de manifiesto la resistencia, la adaptación al cambio y la resiliencia de las compañías más avanzadas en los procesos de digitalización o que han adoptado esa transformación de manera más eficaz.

Muchas empresas han destinado recursos a desplegar soluciones cloud que permitieran el teletrabajo de sus empleados y se han dado cuenta de que, más allá de la situación actual, el cloud es una oportunidad por muchos motivos: mayor agilidad en la gestión del negocio, menos costes en IT, escalabilidad y disponibilidad bajo demanda.

 

 ⛔️ ¿Qué nos frena a la hora de migrar a la nube? ⛔️

Los aspectos positivos de desplegar una infraestructura cloud están demostrados. Pero, si tan positivo es, ¿por qué todavía quedan organizaciones que no han dado el paso?

Puede deberse al desconocimiento, a una cultura empresarial tradicional demasiado arraigada, a una falta de confianza respecto a donde se alojan los datos o simplemente a una actitud reactiva frente al cambio. Esto último es lo que ha sucedido recientemente con la crisis sanitaria: hasta que las empresas no se han visto obligadas, no han iniciado su transformación.

Con el objetivo de eliminar estas barreras, a continuación, responderemos a cómo puedo aplicar la infraestructura cloud a mi empresa.

 

✏️ 4 tareas que se deberían trasladar a la nube ✏️

Movilidad

Los dispositivos móviles y las aplicaciones, así como el acceso a los recursos de las empresas son indispensables para el trabajo en remoto.

Cualquier empleado, esté donde esté, necesita acceder a los archivos de su organización y hacer uso de aplicaciones comunes al resto de usuarios. Alojarlos en la nube permite contar con un entorno fácilmente escalable.

Trabajo colaborativo y gestión de contenidos

Microsoft 365 (Office, Sharepoint, OneDrive, Microsoft Teams…) son el ejemplo de aplicaciones que facilitan el trabajo colaborativo. Este tipo de soluciones basadas en la nube permite colaborar a los empleados en tiempo real y un acceso remoto a los documentos.

Además, las videoconferencias forman parte del día a día de las personas. Dada la inmensa demanda de ancho de banda que requieren, un proveedor cloud a gran escala puede ser idóneo para ofrecer estas soluciones de forma fiable.

Virtualización de escritorios y VDI

La infraestructura de escritorios virtuales (VDI) se define como el alojamiento de entornos de escritorio en un servidor central.

Además, VDI no es sinónimo de virtualización de escritorios como categoría. Es más bien una alternativa a otras formas de entrega de escritorios virtuales, que incluye soluciones compartidas alojadas que conectan los PC y los clientes ligeros a un escritorio compartido, además de una virtualización de escritorios locales, en la que el entorno del escritorio se ejecuta directamente en el cliente.

Este es uno de los aspectos más importantes para permitir el trabajo a distancia: los empleados pueden acceder a sus aplicaciones y documentos y permanecer conectados desde cualquier lugar con conexión a Internet.

Continuidad de negocio

La continuidad del negocio garantiza que los procesos empresariales sigan funcionando antes, durante y después de una crisis, como la vivida durante el inicio de la pandemia.

Las redundancias en el entorno operativo de la nube significan que los entornos cloud son intrínsecamente resistentes y ofrecen garantías de disponibilidad superiores a las que pueden soportar la mayoría de los servidores locales o soluciones on-premise.

 

🚀 Nuestra solución 🚀

Los entornos cloud han servido de salvavidas para las empresas durante la crisis sanitaria, pero no es solo eso, es mucho más.

Se ha demostrado cómo los servicios en la nube han permitido dar soporte a las necesidades del trabajo en remoto, mantener la continuidad del negocio y crear resiliencia empresarial. La pandemia y el impacto que ha producido en las empresas ha puesto de manifiesto las numerosas ventajas de los servicios en la nube.

Desde Sewan España, ponemos a disposición de nuestros Partners una solución de nube híbrida. En nuestro Cloud Datacenter la infraestructura es propiedad de Sewan, como sería en una nube púbica, pero los recursos son asignados en exclusiva al cliente.

Por tanto, ofrecemos todas las ventajas de nube pública (pago por uso, sin mantenimiento, escalabilidad ilimitada, y disponibilidad) y nube privada (recursos dedicados en entorno clusterizado, sin limitación del hardware y seguridad máxima, gracias a nuestro Cloud Firewall).

Nuestra solución propone un modelo de costes sin inversión inicial por instalación, configuración o mantenimiento del sistema; máxima disponibilidad, ya que los datos estarán disponibles en cualquier ubicación con conexión a Internet; y fácilmente escalable, dado que los recursos son flexibles, se puede aumentar o disminuir las capacidades dependiendo de las necesidades.

Nuestra solución IaaS, el Sewan Cloud Datacenter, ofrece a las empresas los recursos necesarios para que construyan su propia solución. Destaca por ser una solución automatizada, integralmente modulable y personalizable, que cubre la demanda del conjunto de necesidades de IT de las pequeñas y grandes empresas.